Las Proteínas en la Recuperación de una Fractura

En este artículo, hablaremos sobre la importancia de las proteínas en la recuperación de una fractura y el porque debes incluirlas en tu dieta durante este período crucial.

¡Hola a todos los valientes que están superando una fractura! Sabemos que la recuperación de una fractura puede ser un desafío, pero una parte fundamental de este proceso es la alimentación adecuada. En este artículo, hablaremos sobre la importancia de las proteínas en tu dieta durante este período crucial. Las proteínas son esenciales para la reparación de tejidos y la regeneración celular, lo que hace que sean fundamentales en tu recuperación.

Imagen que muestra un plato con diferentes tipos de proteínas

¿Qué Son las Proteínas?

Las proteínas se encuentran en todo el cuerpo, desde los músculos, huesos, piel, cabello y prácticamente cualquier otra parte del cuerpo. También son parte de las enzimas que impulsan muchas reacciones químicas en el organismo y de la hemoglobina que transporta oxígeno en la sangre. En resumen, las proteínas son fundamentales para mantenernos sanos y fuertes.

¿Cuánta Proteína Necesito?

La Academia Nacional de Medicina recomienda que los adultos consuman un mínimo de 0.8 gramos de proteína por cada kilogramo de peso corporal al día. Por ejemplo, si pesas 70 kilogramos, necesitas al menos 56 gramos de proteína al día. Aumenta según tu nivel de actividad y tus necesidades específicas. Las proteínas te ayudarán a reparar los tejidos dañados y a fortalecer tus huesos durante la recuperación.

Todo Gira en Torno al “Paquete” de Proteínas

No todas las fuentes de proteínas son iguales. Cuando consumimos proteínas, también estamos ingiriendo otros componentes que las acompañan, como grasas, fibra, sodio y otros nutrientes. Es este “paquete” de proteínas el que tiene un impacto en nuestra salud. Por lo tanto, es importante elegir fuentes saludables de proteínas.

Investigaciones Sobre Proteínas y Salud

Las investigaciones demuestran que la importancia de las proteínas en la recuperación de una fractura, más que la cantidad, marca la diferencia en nuestra salud. Reemplazar las carnes rojas y procesadas con proteínas saludables, como pescado, aves, legumbres, nueces y lácteos bajos en grasa, puede reducir el riesgo de varias enfermedades y la mortalidad prematura. Por ejemplo:

  • Enfermedades Cardiovasculares: Consumir carne roja y procesada en cantidades frecuentes se ha relacionado con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas. Reemplazarla con proteínas saludables reduce estos riesgos.
  • Diabetes: Las investigaciones han demostrado que una dieta alta en carne roja y procesada aumenta el riesgo de diabetes tipo 2. Optar por proteínas vegetales y magras disminuye ese riesgo.
  • Cáncer: El consumo excesivo de carnes rojas y procesadas se ha asociado con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer. Sustituir estas carnes por proteínas más saludables puede ayudar a reducir este riesgo.

Proteínas y el Planeta

No solo las proteínas afectan nuestra salud, sino que también influyen en el medio ambiente. La producción de alimentos de origen animal, especialmente carnes rojas, tiene un impacto ambiental significativo debido a las emisiones de gases de efecto invernadero. Optar por fuentes de proteínas más sostenibles, como alimentos vegetales y proteínas magras, puede ayudar a reducir el impacto ambiental.

imagen que muestra a una vaca pastando y arriba de ella una nube que dice CO2

Conclusión

Las proteínas desempeñan un papel crucial en tu proceso de recuperación después de una fractura. Es importante asegurarse de obtener la cantidad adecuada de proteínas, pero también de elegir fuentes saludables. Prioriza proteínas magras, proteínas vegetales y alimentos que sean respetuosos con el medio ambiente. Esto no solo te ayudará a sanar más rápido, sino que también contribuirá a tu bienestar a largo plazo y al del planeta. Recuerda que la alimentación es una parte esencial de tu recuperación, ¡así que elige tus proteínas sabiamente!

Esperamos que esta información te sea útil en tu camino hacia la recuperación. ¡Mucho ánimo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio