Imágenes para Evaluar Fracturas de Tibia y Peroné

Las imágenes para evaluar fracturas de tibia y peroné cuando se sospecha una fractura, se utilizan estudios de imágenes para evaluar la lesión. Aquí te explicaremos de manera sencilla qué son y cuándo se usan estos estudios:

Radiografías

imagen de radiografía de una fractura en la tibia

Radiografía de Fractura en Tibia y Peroné

Las radiografías son imágenes de rayos X que se toman de la zona afectada, en este caso, la rodilla, la tibia y el peroné. Son útiles para ver si hay fracturas y cómo están alineadas. Por ejemplo, si una persona es golpeada por un automóvil y se sospecha que tiene una fractura en la pierna, se pueden tomar radiografías para confirmar la lesión.

Tomografía Computarizada (TC)

Tomografía Computarizada de fractura en Tibia

La tomografía computarizada, abreviada como TC, es un tipo de imagen para evaluar fracturas de forma más detallada que se realiza cuando la radiografía no proporciona suficiente información. Se usa especialmente en pacientes gravemente heridos. Por ejemplo, si alguien tiene una fractura en la plataforma tibial o en el plafón tibial, la TC puede ayudar a los médicos a comprender mejor la extensión de la fractura.

imagen de una tomografía computarizada de una fractura en la rodilla
imagen representativa de como se vería un ultrasonido en las piernas

Ultrasonido

El ultrasonido es otra herramienta que se utiliza para detectar fracturas y verificar si los huesos están alineados correctamente después de una reducción (volver a colocar el hueso en su posición correcta). Es una técnica de imagen más nueva que ha demostrado ser efectiva en la identificación de fracturas de huesos largos como la tibia y el peroné. También puede ayudar a confirmar si el hueso ha sido colocado adecuadamente después de una lesión.

Fracturas por Estrés

Cuando alguien tiene una fractura por estrés, que es una fractura causada por tensiones repetitivas en el hueso (común en atletas), los rayos X pueden no ser sensibles al principio. En estos casos, se pueden utilizar estudios como la gammagrafía ósea y la resonancia magnética (MRI) que son más sensibles para detectar estas lesiones.

Conclusión

En resumen, de las imágenes para evaluar las fracturas, la más popular es la radiografía ya que es la forma más común de evaluar fracturas en la tibia y el peroné, pero en casos más complicados o cuando los rayos X no son suficientes, se pueden usar la tomografía computarizada y el ultrasonido. También, para fracturas por estrés, otros estudios como la gammagrafía ósea y la resonancia magnética pueden ser necesarios para un diagnóstico preciso.

Para proporcionar la información se tomo como referencia la siguiente fuente, se las comparto en caso de que quieran profundizar mas en el tema: Tibia and Fibula Fracture Management in the ED Workup

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio