Atención Médica en el Departamento de Emergencias

Descubre cómo es la atención médica en el departamento de emergencias: desde evaluación inicial hasta tratamientos y consideraciones clave. Obtén información esencial sobre cómo se atienden estas lesiones para una recuperación exitosa.

Evaluación inicial

La primera atención médica en el departamento de emergencias es verificar la vía respiratoria, la respiración y la circulación de la persona lesionada. Esto asegura que estén estables desde el punto de vista médico. También se revisa y documenta el estado neurovascular, lo que significa evaluar la función nerviosa y la circulación sanguínea en la pierna lesionada.

imagen de una persona siendo atendida en urgencias

Tratamiento de heridas abiertas

Si la fractura ha causado una herida abierta en la piel, se coloca un apósito estéril para prevenir infecciones. Mantener la herida limpia es crucial.

Reducción de deformidades

Si la fractura ha causado una deformidad evidente en la pierna, se aplica una tracción suave para volver a alinear los huesos. Luego, se coloca una férula o un yeso para mantener la pierna inmóvil y permitir que los huesos se reparen.

Control del dolor

Se administran analgésicos por vía intravenosa para aliviar el dolor, especialmente si la persona tiene una fractura en una extremidad y su estado médico general es estable. Sin embargo, es importante destacar que a menudo el dolor de las fracturas en huesos largos no se trata adecuadamente en el departamento de emergencias.

Imágenes médicas

Por lo general, se realizan radiografías para confirmar la fractura y determinar su gravedad. Las radiografías son la forma más común de identificar fracturas óseas. Además, en situaciones donde no se dispone de radiografías, se puede utilizar la ecografía en el punto de atención para diagnosticar lesiones óseas en la rodilla, hematomas y acumulación de sangre en la articulación.

Admisión en el hospital

En algunos casos, especialmente si hay preocupaciones sobre el desarrollo del síndrome compartimental (una afección grave que puede ocurrir después de una fractura), se puede recomendar la hospitalización para una observación más detenida.

Fracturas abiertas

Las fracturas abiertas, donde el hueso se rompe a través de la piel, requieren atención urgente. Se actualiza la vacuna contra el tétanos y se administran antibióticos para prevenir infecciones. También se consulta a un especialista en ortopedia para realizar una limpieza quirúrgica de la herida y fijar la fractura.

imagen de una mujer en el área de Emergencias de un Hospital

Complicaciones

Las fracturas pueden tener complicaciones graves, como el síndrome compartimental (donde la presión aumenta en la pierna y puede causar daño tisular), infecciones, retraso en la curación y, en casos extremos, amputación. Estas complicaciones deben ser vigiladas y tratadas en consecuencia.

Consulta ortopédica

Dependiendo del tipo de fractura, es posible que se requiera una consulta con un especialista en ortopedia para evaluar la necesidad de cirugía o un tratamiento continuo.

Es importante destacar que, aunque la lesión puede ser dolorosa y estresante, la atención médica adecuada y oportuna es esencial para garantizar una recuperación exitosa. Siempre se debe buscar atención médica profesional en casos de fracturas en las piernas o cualquier lesión grave.

Te dejo el link de referencia de una de las fuentes donde obtuve la información en caso de que quieres profundizar más en el tema.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio